Saltar al contenido

Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa





El pasado 24 de octubre se publicaban los datos de la última Encuesta de Población Activa referida al tercer trimestre de este año, que aglutina los meses de julio, agosto y septiembre. De manera tradicional siempre en periodos de verano y vacaciones suben las contrataciones y este año no podía ser diferente, aún a pesar de toda la circunstancia económica tan desfavorable.  Los datos más relevantes de este periodo son los siguientes:

  • El paro desciende en 72.800 personas este trimestre y se sitúa en 5.904.700. Según recoge la encuesta, los dos grupos de edad donde se registró un mayor incremento del empleo es en los menores de 30 años (99.000 ocupados más) y los mayores de 55 (25.600 más) mientras que en el grupo de edad intermedio el paro subió en 54.300 personas.  Por género, el desempleo desciende en 68.700 en las mujeres y en 4.100 en los hombres. Y el dato más desolador de todos: el número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro se sitúa en 1.807.700.
  • En cuanto a los sectores de ocupación, los datos más relevantes son que el desempleo desciende en los Servicios (117.500 parados menos), en la construcción (28.600) y en la Industria (28.400). En cambio, en la Agricultura sube en 16.100 personas. El paro también crece entre las personas que buscan primer empleo, en 84.300. Apenas ha variado el número de parados que perdieron su empleo hace más de un año.
  • En lo referido a datos por comunidades autónomas, dónde más crece la ocupación respecto al trimestre anterior es en Cataluña (52.300 ocupados más), Illes Balears (23.900) y Aragón (11.600), y los mayores descensos se dan en Andalucía (52.300 ocupados menos), Comunidad de Madrid (43.800) y País Vasco (17.700)
  • Y por último, señalar que el número de trabajadores por cuenta propia crece en 15.200 y el de asalariados en 23.200.  El número de activos desciende en 33.300 hasta un total de 22.728.000. La tasa de actividad se sitúa en el 59,59%.

Con este resumen de los datos más importantes vertidos por la EPA podemos sacar varias conclusiones:

  1. La primera, que las tendencias vacacionales son las que están salvando estos datos del paro y que aunque el turismo nacional no haya crecido de manera desorbitada, el aumento del turismo internacional genera que de manera lógica, el sector servicios siga siendo el que más aumenta.
  2. Que aunque los datos se planteen como una mejora, en realidad son un reajuste a la situación que vivimos.  Es decir, no es que realmente descienda el desempleo en mucha gente por que se ha insertado, sino que mucha gente lo que ha hecho ha sido desapuntarse de los servicios públicos de empleo, lo cual se plasma en la bajada de la población activa y en consecuencia, si hay menos número de personas es normal que los datos tiendan a la alza.  Como se recoge en el blog politologoenred.com  el paro baja levemente más por el hecho de que la población activa disminuya que por otro tipo de razones.
  3. Y por último, el aumento de personas autónomas no viene motivado por una mejora de la economía sino más bien por una necesidad laboral y profesional específica, pues al no haber una gran actividad en el mercado laboral y en consecuencia, no hay demanda de empleados, la tendencia es la constitución como autónomos, y aunque la reforma laboral y la ley de emprendedores en principio faciliten la tarea, España sigue siendo uno de los países donde más cuesta (en tiempo y dinero) constituirse como autónomo.