Saltar al contenido

La economía azul





Aunque suene muy poético, la economía azul tiene una gran base de realidad que puede generar beneficios sociales interesantes.  La Economia Azul (The Blue Economy) presentada por Gunter Pauli permite responder a las necesidades básicas de todos con lo que tenemos a mano.  Como tal es una nueva manera de hacer negocios: usando los recursos disponibles en sistemas de cascada, donde los desechos de un producto se convierten en materia prima para crear un nuevo flujo de caja. De esta forma se crean empleos, se genera capital social y aumentan los ingresos y el medio ambiente que es la base para nuestras vidas no se daña ni se contamina más. Así podemos pasar de una economía donde lo bueno es caro y lo malo barato, hacia un sistema donde lo bueno e innovativo es asequible.
http://www.youtube.com/watch?v=d6isdtL3CcE

Se podría equiparar con el concepto de economía verde o ecológica.  Así pues la idea se podría traducir en ser capaces de aprovechar al máximo los recursos que tenemos a todos los niveles, haciendo que revierta en el campo social generando una cantidad de empleo que de otra forma probablemente sería impensable.

Gunter Pauli, doctorado en Economía, sostiene ideas muy interesantes, como por ejemplo que el concepto de basura no existe en la naturaleza.  Convertirnos en seres humanos integrados en el ambiente en que realmente estamos y conseguir consumir de una manera sostenible y lógica.  La economía azul no es pues una quimera, si no que podría ser una realidad integrada en la sociedad humana de una manera coherente con la naturaleza.  A través de la iniciativa ZERI (Iniciativa e Investigación de Emisiones Cero) ha conseguido crear 50.000 empleos y más de 1.500 empresas, con proyectos del tipo de cultivo de hongos comestibles de alta calidad con desechos de café, detergentes biodegradables con restos de cáscaras de naranja o la transformación de gasolineras en estaciones de recarga para vehículos eléctricos.  Una iniciativa que demuestra que otra vía es posible.