Saltar al contenido

Como causar una buena impresión… ¡siempre!





Muchas veces en la búsqueda de empleo nos centramos en hacer un buen curriculum, conocer ofertas y empresas, seguir los mejores portales de empleo… y descuidamos algo muy importante, que es la impresión que causamos con nuestras acciones y herramientas.

Cuando hablamos de causar una buena impresión en la búsqueda de empleo solemos pensar directamente en la entrevista de trabajo, pero no debemos olvidar que para llegar a la deseada entrevista de trabajo hemos tenido que hacer un trabajo previo y, sin lugar a dudas, lo que hagamos y cómo lo hagamos va a hacer que la persona se empiece a crear una imagen de nosotros sin habernos conocido en persona.

Esa impresión que se va haciendo la gente de nosotros debemos cuidarla desde el primer momento y no dejarla sólo para el punto crucial de la entrevista.  Igual de importante es cuidar cómo nos comunicamos y qué decimos en una entrevista de trabajo como el hecho de cómo nos comunicamos a la hora de enviar un email o a la hora de llamar a una empresa por una oferta de trabajo.  El cuidado y el esmero que pongamos en esas acciones tan simples y rutinarias marcará la diferencia y ayudará (o no) a que podamos conseguir una entrevista a corto o medio plazo.

No poner faltas de ortografía, escribir coherentemente en el currículum (recuerda, tu curriculum lo va a leer alguien que no te conoce de nada, ponlo todo claro sin ser pesado), expresarte adecuadamente a la hora de enviar un curriculum por email o a la hora de redactar una carta de presentación… En fin, son aquellas pequeñas cosas que van a marcar la diferencia.  Piensa que hay mucha gente buscando trabajo y esa impresión que causes va a ser fundamental, pero no sólo en la entrevista, si no en todo el previo antes de llegar a ella. No descuides nada y, sobre todo, no des nada por sentado.