Saltar al contenido

Todo el mundo está en LinkedIn, ¿y tú?





Desde aquí os hemos hablado muchas veces de LinkedIn y de su importancia para aquellas personas que quieren tener una marca personal interesante y real en las redes sociales.  Tendemos a  pensar que en este tipo de redes sociales hay profesionales del tipo de community managers o social media, relacionados con el ámbito de la web 2.0, o profesionales freelance, pero LinkedIn es una red que aglutina muchos perfiles y de muy variadas procedencias.  Risto Mejide, Manuel Campo Vidal o Mariano Rajoy tienen perfiles activos en LinkedIn, ¿cómo te quedas? Al ver el perfil de alguien de cierto renombre o famoso nos viene a la cabeza el pensamiento de ¿y éste que hace aquí?  Pues simplemente, lo mismo que todos, generar contactos y buscarse la vida.

Las redes sociales profesionales no son excluyentes, no son sólo para unos pocos, son para todo el mundo que quiera crearse una reputación digital digna y que quiera ampliar tu red de contactos. Como profesional del periodismo, contactar con  María Rey o Carme Chaparro puede ser muy interesante, y si te quieres abrir campo en el mundo televisivo, Paula Vázquez puede ser un fabuloso contacto.  Eso sí, no seamos tan simples de quedarnos en la idea de coleccionar contactos famosos por enorgullecernos. Pensamos que las redes sociales y la vida real no están relacionados y sí que lo están, y mucho. Si cuidamos nuestro perfil de LinkedIn, lo hacemos crecer de manera coherente y a la par que nosotros mismos, si aportamos y creamos sinergias, si conseguimos conectar con personas y llegar a colaborar (de la manera que sea) estaremos ampliando de una manera increíble nuestras posibilidades de búsqueda.  Pero eso sólo lo conseguiremos si lo hacemos con cabeza.

Las redes sociales, utilizadas para fomentar nuestro branding personal no se deben utilizar de cualquier manera. Piensa quién eres, qué imagen quieres dar, con quién puede ser interesante conectar… y lánzate, amplía tu círculo.