Saltar al contenido

El coworking, una poderosa alternativa





coworking

La crisis económica mundial que nos ha tocado atravesar en los años recientes provocó la ruptura de una gran parte de los paradigmas del mundo laboral como lo conocíamos. Muchas personas se han visto obligadas a reinventarse, a salir de la conocida como «zona de confort» en un intento muchas veces desesperado por conseguir la supervivencia profesional y laboral. Algunas fórmulas ya exploradas en otras latitudes han penetrado con abrupta potencia en el mercado español durante los últimos tiempos, como es el caso del co-trabajo, mejor conocido por el término inglés de coworking. Las primeras experiencias fueron apareciendo de forma aislada y progresiva, pero el fenómeno se aceleró hasta tomar un ritmo prácticamente vertiginoso, generado quizás por la certeza creciente de que se trata de un modelo de sentido común.

La experiencia no me es ajena, pues a principios de año hemos abierto en la ciudad de La Laguna, en Tenerife, nuestro propio espacio, al que hemos llamado Blitz Coworking. Se trata de un proyecto de Grupo Blitz, nuestra consultoría SEO en Tenerife, y la experiencia en estos primeros meses ha sido completamente satisfactoria. En Blitz Coworking ya trabajan profesionales de áreas tan diversas como la fotografía, el diseño textil, el diseño gráfico, la arquitectura, la biología, la psicología, el marketing online e incluso una empresa que organiza actividades en Tenerife. Nuestros primeros coworkers no sólo han llegado para ayudarnos a superar las expectativas cuantitativas (en nuestras estimaciones figuraba que al finalizar el tercer trimestre contaríamos con apenas dos coworkers residentes en lugar de los doce que la realidad nos ha regalado), sino que también han colmado nuestro espacio con todas sus virtudes cualitativas, tanto desde la perspectiva humana como desde la vertiente profesional. Todos los individuos de este grupo que aún estamos formando se benefician instantáneamente de las ventajas de desarrollar su trabajo en un espacio como Blitz: no sólo ahorran costes de forma dramática, lo que les permite ajustar sus cuentas, sino que ven aumentada su visibilidad, su prestigio y, quizás lo más importante, su red de contactos. Para todos nosotros, cada día es más obvio que el coworking es un modelo altamente recomendable, al menos para cierto tipo de personas con una mentalidad, digamos, no tradicional desde el punto de vista laboral.

Creo que hablo por todos en Blitz Coworking cuando me atrevo a asegurar, a menos de tres meses de la apertura de nuestro espacio, que se ha tratado de todo un acierto. El coworking es una de las innumerables y creativas formas de evolucionar y de hacer frente a los cambios de paradigmas. Y también, por qué no decirlo, es una forma de disfrutar al máximo cada uno de nuestros días.