Saltar al contenido

¿Influye el color de nuestra ropa en una entrevista de trabajo?





Pues evidentemente sí.  Y es que aunque no seamos a veces conscientes de cómo el color de la ropa que llevamos nos afecta, tampoco solemos ser consciente de lo que ese color provoca en las personas con las que nos relacionamos. La web CareerBuilder realizó una encuesta entre 2099 reclutadores, de la cual se hace eco la fantástica página equiposytalento.com.  Uno de los aspectos que se trataban era cuáles eran los mejores colores para acudir a una entrevista de trabajo.  Los resultados fueron claros: los mejores colores para llevar para una entrevista de trabajo son el negro (según un 15% de los encuestados) y el azul (un 25%), mientras que el peor color seria el color naranja (25%). De manera textual según el informe, el negro, azul y marrón son colores que transmiten profesionalidad. Además, el negro denota liderazgo y el azul gran capacidad de trabajo en equipo.

Tener en cuenta estos aspectos nos puede ayudar a preparar mejor nuestro atuendo cuando vayamos a una entrevista de trabajo.  Y es que igual de importante es lo que decimos con nuestra boca como lo que decimos con nuestro cuerpo. La importancia de la comunicación no verbal es tremenda, de la misma manera que lo es la imagen que damos a los demás. No es tanto cuestión de estilo sino de adecuación al estilo de la empresa. Además, si tenemos en cuenta cómo afecta el color podemos sin duda elegir más adecuadamente nuestra vestimenta.  Según la web pymex.pe los colores son interpretados de la siguiente manera:

  • Negro: liderazgo
  • Azul: sabes trabajar en equipo
  • Plomo: lógica/ sentido analítico
  • Blanco: organización
  • Castaño: fiabilidad
  • Rojo: poder
  • Verde, amarillo, naranja y violeta: creatividad

La psicología del color aplicado al ámbito de los recursos humanos deja claro que no es algo aleatorio y cómo ésto puede influir a la hora de poder dejar una buena huella en el entrevistador. Ahora, depende de ti.