Saltar al contenido

Trabaja tu red de contactos





La forma de buscar trabajo ha cambiado, el embudo para acceder a las ofertas cada vez se cierra más y ante esta situación sólo hay dos opciones: o estás dentro o estás fuera. El mercado de trabajo es volátil, nada estable, y debemos ser capaces de adaptarnos a esos cambios para poder subsistir y no hundirnos en el proceso. Uno de los aspectos que hoy en día es de los más importantes para mejorar en nuestro proceso de búsqueda de empleo es el de trabajar nuestra red de contactos, y que es algo tan sencillo como que nuestros familiares, amigos y conocidos estén al tanto de que buscamos trabajo y puedan acordarse de nosotros ante una oferta.

Muchas veces el desempleo es vive como un estigma social. Cada vez menos, ciertamente, por que por desgracia el número de personas en desempleo es muy amplio, pero sí que es verdad que la sensación de estar desempleado es algo semejante a la de estar solo, fuera, no sólo ya del mercado sino de la vida social. Hay estudios que señalan que cuando estamos desempleados nuestro uso del móvil baja y, en consecuencia, nuestras interacciones sociales también.  Algo que no debería ser así, pero también es cierto que nuestros ánimos no suelen ser los mismos y a veces nos atrapa la sensación de «no tener nada que contar»

Trabajar nuestra red de contactos es algo tan sencillo como no aislarnos de la vida social, de nuestro entorno. No hace falta que estés todos los días hablando con todo el mundo, ni saliendo, no hay que ser pesado tampoco, pero sí que debemos procurar que nuestra vida social se mantenga, que no decaiga, y sobre todo decirle a nuestras personas más allegadas que estamos buscando trabajo. Si nos quieren bien, seguro que nos avisan de trabajos que tal vez de otra manera jamás nos enteraríamos.

 

Imagen http://photopin.com/free-photos/connect