Saltar al contenido

Nuevos (y sorprendentes) trabajos





responsabilidad social en las empresas

El concepto de trabajo está cambiando, el proceso social y tecnológico junto con una serie de factores económicos están provocando que se desarrollen modificaciones sustanciales en la forma no sólo de trabajar sino de encontrar trabajo.  Estamos asistiendo también al nacimiento de nuevos empleos y también a la evolución y especialización de otros ya existentes.  Algunos de ellos nacen con un fin doble: el de ofrecer o mejorar un servicio o producto demandado por la sociedad conjuntamente con el objetivo de ayudar a la integración sociolaboral de las personas.

En Alemania se ha puesto en marcha una empresa denominada Discovering Hands que trabaja para detectar el cáncer de mama, y sus trabajadores son deficientes visuales y personas ciegas.  De esta manera se logra el doble objetivo comentado más arriba.  Las personas que trabajan aquí reciben un entrenamiento de 9 meses de teórica y práctica en los centros de rehabilitación laboral para aprender a realizar esa detección lo más eficientemente posible.

Otra empresa interesante es The Specialist Guildorganización sin ánimo de lucro centrada en el sector informático ubicada en San Francisco (California) que ofrece software, diseño gráfico y soporte web pero con la diferencia de que sus trabajadores son todas personas con autismo.  Las personas que padecen esta enfermedad tienen muy desarrollada la atención a los detalles, la precisión, el enfoque y grandes habilidades técnicas, lo cual facilita mucho el desarrollo con calidad de las pruebas de software, por ejemplo.  Tareas tediosas son para ellos tremendamente atractivas y fáciles.

Estos dos ejemplos de empresas comprometidas socialmente son el ejemplo real de que se puede combinar de una manera perfecta la prestación de servicios o productos junto con la responsabilidad social, tan importante hoy en día.  En España tenemos ejemplos de empresas como Shell y su Proyecto Stela, dirigido por la Fundación Síndrome de Down de Madrid, que busca formar e incorporar laboralmente a jóvenes con Síndrome de Down en empresas, utilizando la metodología del Empleo con Apoyo, por la que el trabajador recibe ayuda específica durante el tiempo que se estime necesario.  Integrar esta tendencia en todas las empresas es fundamental para conseguir la integración sociolaboral de todas las personas dentro de este escenario complicado.