Saltar al contenido

Nuevas modalidades de contratos





El 20 de diciembre de 2013 se publicó el Real Decreto-ley 16/2013 de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores.  A través de este decreto entra en vigor la reforma de las modalidades de contratación que durante tanto tiempo se venía anunciando, reduciendo los contratos de trabajo a cuatro modalidades principales: indefinido, temporal, formación y prácticas.  De este modo se pretende simplificar y evitar excesiva burocracia y formularios para favorecer de este modo la contratación, haciéndola más sencilla.  Este real decreto ha generado que a partir del 2 de enero de 2014 se hayan puesto ya en marcha esa reducción y ya podemos consultar en la página del SEPE toda la información sobre los nuevos contratos y un asistente para los empresarios muy útil.  Este asistente virtual permite elegir el mejor modelo de contrato para cada empresa en función del tipo de empresa (microempresa, centro especial de empleo, autónomo, etc), el perfil que se busca (jóvenes, mayores de 45 años, discapacitado/a, desempleado inscrito, etc), jornada de trabajo y duración.  Mediante este asistente el empleador puede elegir aquel contrato que más se adapta a sus necesidades de contratación.  Sin duda, muy útil para clarificar las opciones.

Pero no nos engañemos, esta reducción a cuatro modelos de contrato de trabajo no es real, pues a la hora de revisar las opciones de contratación, esos modelos se subdividen en diversas categorías, manteniéndose de esta manera los contratos de relevo, de interinidad, de obra o servicio, eventual por circunstancias de la producción, etc.  Es decir, esta reforma ha supuesto un cambio sustancial en la facilidad para el empleador a través del asistente pero poco más por que no se han reducido realmente las modalidades de contratos, sino los diferentes modelos en papel.  Sí, ahora existen cuatro tipos de contratos pero con anexos estándar asociados al tipo de contratación que se quiera llevar a cabo.  En resumen, modificación en papel, y punto.