Saltar al contenido

Aprende a gestionar tu red de contactos





Cada día más el networking se está posicionando como la mejor y más efectiva herramienta para conseguir encontrar trabajo.  Si ya se decía que el 80% de las ofertas de trabajo no salen a la luz porque se cubren a través de conocidos,  cada vez se demuestra más que la gestión de las personas y de con quién y cómo nos relacionamos es la manera más fácil de poder estar en contacto con las posibles ofertas.  De toda la vida se sabe que el boca a boca es la mayor fuente de información y cualquier empresa busca candidatos, primero, entre los conocidos de sus trabajadores.

La mayor prueba de que la red de contactos se está posicionando como la herramienta prioritaria es el gran auge de las redes sociales profesionales.  El hito de Facebook como instrumento para estar en contacto constante vino a demostrar que el ser humano es hiper social, pues busca todas las vías posibles de comunicación.  De esta manera se fue perfeccionando esa nueva vía  de comunicación derivando así su uso para el ámbito más profesional.  El contacto entre profesionales a través de las redes es, cada vez más, la manera más efectiva de abrir caminos.

Pero no sólo las redes profesionales son herramientas para generar red de contactos, sino que son una vía.  Algunas personas entienden las redes sociales como un mundo paralelo que no tiene su reflejo en la realidad, y nada más lejos de la realidad  Para ampliar tu red de contactos lo primero que tienes que hacer es estar activo: desde cursos, charlas o conferencias hasta la participación activa en asociaciones profesionales.  Sólo se conoce a la persona de verdad en el cara a cara.  Las redes sociales deben ser un reflejo de tu vida real, un refuerzo, nunca por sí solas pueden sustentar una marca ni una red de contactos.

Si cada vez más la idea de tú vales lo que valen tus contactos es más protagonista en la posición de partida de los candidatos (como bien dicen los autores Jordi Serrano Pérez y Santiago García García del fantástico libro El ocaso del empleo).  Tu red de contactos te define, y puede convertirse en tu valor añadido, cuídala día a día y aliméntala para que crezca.