Saltar al contenido

Cómo hacer una entrevista de trabajo por teléfono





recomendaciones para hacer una buena entrevista por teléfono

Aunque de manera tradicional la entrevista telefónica no ha sido una modalidad de entrevista muy utilizada, sí que es cierto que está aumentando su uso por varias razones.  Los departamentos de recursos humanos reciben muchos curriculums y este proceso ayuda a hacer una primera criba, y además a veces ocurre que la descentralización de algunos servicios hace que la empresa que realiza la selección no esté físicamente en el lugar donde se va a desarrollar el puesto, y esta entrevista telefónica se hace indispensable.  

A la hora de prepararnos una entrevista aquí os hemos dado muchas recomendaciones, pero que apenas se pueden aplicar para la entrevista telefónica, porque aquí carecemos de una parte fundamental transmisora de información, que es la comunicación no verbal. ¿Cómo podemos transmitir todo lo que nuestro cuerpo dice por teléfono? ¿Cómo miramos a los ojos al entrevistador?  Vamos a daros las tres pautas básicas para hacer una buena entrevista de trabajo por teléfono:

  1. Estar preparados.  Porque si para una entrevista de trabajo presencial vamos preparados, para una telefónica también.  Por eso, recaba información sobre la empresa y el puesto y procura siempre tener a mano tu curriculum y carta de presentación si enviaste.  Puedes tener notas, lo cual te ayudará a relajarte.  Sobre todo, recuerda preguntar (si no te lo dice) el nombre de la persona que está al otro lado y muéstrate seguro.
  2. Sonríe.  Aunque no nos vean, existe una cosa llamada la sonrisa telefónica que hay que utilizar durante este tipo de entrevistas.  El hecho de  sonreír mientras hablamos por teléfono (que no reírse) es la única forma de dar un tono cordial a la llamada telefónica.  Si además la acompañamos de un todo de voz adecuado, ni muy bajo ni muy alto, y somos capaces de modular la voz y poner énfasis en ciertos momentos (cuando hablemos de logros, o de motivación), transmitiremos mucho más que con una expresión seria.
  3. Procura siempre que la entrevista se realice dentro de una franja horaria prefijada, para evitar que te pille  realizando la compra, en la biblioteca o, quién sabe, ¡haciendo otra entrevista!  Es importante acordar una franja horaria donde te pueda pillar en casa o en el lugar donde tú te encuentres más tranquilo para poder contestar el teléfono.