Saltar al contenido

Qué hacer si te quedas en paro





Hoy por hoy el riesgo de quedarse en desempleo es, por desgracia, muy alto. Por eso es muy importante tener claro qué pasos debes dar para que en el caso de que te quedes en paro, sepas qué debes hacer.  Ésto además te ayudará a disminuir, dentro de lo posible, el tiempo en desempleo, pues a mayor tiempo fuera del mercado laboral, más difícil suele ser el volver a reinsertarse.  Por eso veamos qué cosas debes hacer si te quedas en paro

  1. Pide cita en tu oficina de empleo.  Es fundamental, no sólo por el hecho de si te corresponde o no prestación, si no porque hay ofertas que piden que el candidato esté inscrito como demandante de empleo y si no lo estás, ya no puedes optar.  Además en la oficina de empleo te podrán orientar sobre prestaciones, cursos de formación y ofertas de empleo.  Para conocer qué oficina de empleo te corresponde, consulta la web del Servicio Público de Empleo Estatal.
  2. Actualiza tu curriculum.  Es el momento perfecto para no sólo añadir tu última experiencia laboral, si no también para darle una vuelta al curriculum y mejorarlo o buscar nuevas opciones.  Las tendencias actuales añaden una gran importancia a la estética y creatividad en el curriculum, dale un toque diferente y hazlo único, como tú.
  3. Mejora tu perfil profesional.  La formación y la actualización es fundamental para que seas un profesional competitivo.  Aprovecha el tiempo que estés en desempleo para formarte. No necesariamente tienes que invertir mucho dinero, hoy en día existen opciones de formación gratuita y sencilla como los MOOC, que hay de todas temáticas y totalmente flexibles. Y si necesitas una formación superior, no te fíes de cualquier cosa, pide información, contrasta y elige bien, no vayas a hacer un curso por el que pagues un título que luego no te sirva para nada.
  4. Haz cosas que sean útiles. Buscar trabajo no significa registrarse en todos los portales de empleo. Buscar trabajo significa analizar qué trabajo estás buscando y cómo hacerlo de la mejor manera posible.  Valora adentrarte en las redes sociales si no lo has hecho ya, o acudir a eventos de networking.  Haz aquello que pueda resultarte útil, que te ayude a estar activo y sobre todo, que no suponga una pérdida de tiempo y una fuente de desmotivación.