Saltar al contenido

¿Buscas trabajo o buscas ofertas?

17 septiembre, 2019




buscas trabajo o buscas ofertas

Puede parecer una pregunta simple, pero reflexiona: tiene su miga. Muchas personas se encuentran en búsqueda de empleo. O en búsqueda activa de empleo. Aunque en muchas ocasiones, esa búsqueda se centra únicamente en buscar ofertas. El matiz es importante, ya que si buscas trabajo, hace más cosas que buscar ofertas. ¿Buscas trabajo o buscas ofertas? Buscar trabajo es un concepto mucho más amplio que el de buscar ofertas, ¿no te parece? Veamos esos elementos diferenciadores, y sobre todo, que puedo hacer para pasar de buscar ofertas a buscar trabajo.

¿Buscas ofertas o buscas trabajo? Diferencias

Veamos las diferencias entre ambos conceptos. Buscar trabajo implica una acción amplia, desde el autoconocimiento hasta la autocandidatura. Y por supuesto, el registro en redes profesionales o portales de empleo. En cambio, buscar ofertas es algo mucho más reducido. Se limita al hecho de buscar ofertas sistemáticamente. O de esperar a que me lleguen. Si buscas trabajo, es más probable la generación de oportunidades. Si buscas ofertas, te limitas. El hecho de que muchas personas no hagamos esa diferenciación implica que tampoco la hagamos en nuestras acciones de búsqueda de empleo. Entendemos que ambas cosas significan lo mismo, y ya hemos visto que no es así.

Si buscas ofertas, lo que haces habitualmente es:

  • Registrarte en portales de empleo
  • Consultar metabuscadores de ofertas
  • Navegar por internet
  • Revisar la web de servicio público de empleo
  • Consultar publicaciones o recursos específicos de ofertas, presenciales y online

Si buscas trabajo, lo que se hace entonces es:

  • Analizar qué tipo de trabajo busco
  • Conocer el entorno productivo en mi zona de búsqueda
  • Buscar empresas y realizar autocandidatura
  • Utilizar redes sociales profesionales para contactar y seguir profesionales y empresas
  • Trabajar la reputación y marca
  • Buscar ofertas de manera controlada y responsable (con esto queremos decir llevando un control claro de dónde me registro, control de las contraseñas, cribando recursos útiles para mi, etc)

Son puntos complementarios, pero buscar trabajo es mucho más completo. Si ahora eres consciente de que tal vez, lo que estabas haciendo, era sólo buscar ofertas, vamos a ver qué podemos hacer para ponerme a buscar trabajo de verdad de manera eficaz.

5 pautas para buscar trabajo de manera activa de verdad

  1. Focalizar y organizar. Es más que probable que estés registrado en decenas de portales y webs de empleo que no te sirvan para nada, sólo para generar spam. Por eso, lo primero es hacer limpieza. En este punto tenemos que tener claro qué trabajo estamos buscando. Y no vale cualquier cosa, porque nadie puede hacer cualquier cosa. Así pues, tengo claro qué trabajo busco, en consecuencia, debo tener claro qué cauce es el más adecuado. Consulta tu correo, ¿de dónde te llegan los mails de empleo? Revisa dónde estás apuntado y qué recursos te hacen llegar información u ofertas más adecuadas a tu objetivo. Puedes tomar como referencia el último mes. Aquel recurso que no te acerque a lo que buscas, revísalo antes de eliminarlo. Puede ser que te registrases en su momento sin prestarle atención o sin rellenar bien el perfil. Comprueba tipo de ofertas más habituales, cómo estás tú apuntado y valora si te merece la pena continuar con este recurso. Si no, date de baja (siempre es posible, no lo olvidemos)
  2. Apúntate bien en los sitios. Ahora que ya has hecho limpieza, es cuando puedes empezar bien desde cero. Si utilizas portales de empleo, recuerda: rellena todos los campos lo mejor posible, sube foto, pon bien claro qué trabajo buscas y sube el CV. Ah, y por supuesto, recuerda la contraseña! A todos nos pasa que ésto se nos hace complicado, pero es importante. Lleva un registro de todas y controla esta información.
  3. Conoce el entorno de tu mercado de trabajo. Es fundamental para tener claro dónde poder moverte. Conoce qué empresas hay en tu entorno, qué tipo de ofertas generan, etc. Hoy en día es fácil: busca empresas de tu sector en internet, visita sus webs, busca el apartado de ofertas o de trabaja con nosotros. No te cierres puertas tú mismo: si hay una empresa puntera en la cual puedes ofrecer tu perfil como trabajador, no te cortes.
  4. Revisa tu curriculum y carta de presentación. Es importanta adaptar tu curriculum y tu carta a la oferta o empresa que lo mandes. No mandes generalidades, focaliza y haz de tu candidatura algo potente, que se note que te lo has currado. Una buena carta te abre puertas, tanto si haces autocandidatura como si la mandas a través de un portal de empleo u oferta concreta. Muestra interés y resalta tus puntos fuertes. La idea es que tu carta y CV responda a la pregunta ¿qué puedes aportar a la empresa?
  5. Valora el networking. Tu red de contactos es una herramienta muy valiosa en tu búsqueda de empleo. Tanto tu entono directo como tus contactos en las redes sociales pueden acercarte a oportunidades laborales. Haz una lista de tus contactos, ¿cuáles pueden ser más interesantes, cuáles saben que busco trabajo, cuánto hace que no los veo? Y  por supuesto, no exigas. Tu red de contactos debes cuidarla: no te acuerdes sólo de ellos cuando los necesitas. Que sea algo mutuo.

Ahora, ya puedes decir que de verdad buscas trabajo y no sólo ofertas.

 

 

Image by Gerd Altmann from Pixabay

¿Buscas trabajo o buscas ofertas? by

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar