Saltar al contenido

Ley de Murphy





ley de murphy

Las leyes de Murphy son ahora del dominio público; encontraremos diferentes historias y muchos artículos añadidos de manera apócrifa. Aquí mostramos los 12 artículos originales.

Murphy fue… no se sabe a ciencia cierta.
Si se hace una búsqueda en Google aparecerán nombres como Edward Aloysius Murphy, ingeniero nacido en Panamá en 1917; William Parry Murphy, médico norteamericano que en 1932 recibió nada menos que el Premio Nobel.

Finalmente todos parecen ponerse de acuerdo en que fue Arthur Bloch quien publicó el libro que hizo famosa la Ley de Murphy.

Al parecer con el tiempo estos enunciados pasaron a ser de dominio público. A partir de entonces se añadieron cantidad de artículos, por lo que se encuentran tantas versiones como páginas traten el tema.

Por considerar que esta filosofía pesimista es paradójicamente relevante para el emprendedor y su proyecto, presentamos aquí una versión abreviada de los primeros enunciados de Murphy.

Artículo 1. Si algo puede salir mal, saldrá mal. Si algo no puede salir mal, saldrá mal.
Artículo 2. Son puntos reglamentarios del articulo anterior los siguientes:

  • a. Nada es tan fácil como parece.
  • b. Todo lleva más tiempo del que usted piensa.
  • c. Si existe la posibilidad de que varias cosas vayan mal, la que cause más perjuicios será la única que vaya mal.
  • d. Si usted intuye que hay cuatro posibilidades de que una gestión vaya mal y las evita, al momento aparecerá espontáneamente una quinta posibilidad.
  • e. Cuando las cosas se dejan a su aire, suelen ir de mal en peor.
  • f. En cuanto se ponga a hacer algo, se dará cuenta de que hay otra cosa que debería haber hecho antes.
  • g. Cualquier solución entraña nuevos problemas.
  • h. Es inútil hacer cualquier cosa a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos.
  • i. La naturaleza siempre está de parte de la imperfección oculta.

Artículo 3. Sonría. Mañana puede ser peor.
Artículo 4. Si se encuentra bien, no se preocupe. Se le pasará.
Artículo 5. Cuando las cosas vayan bien, algo habrá que haga que vayan mal.
Artículo 6. Son puntos reglamentarios del articulo anterior los siguientes:

  • a. Cuando parece que ya nada puede ir peor, empeora.
  • b. Cuando le parezca que las cosas van mejor, es que se le ha pasado algo por alto.

Articulo 7. Siempre es más fácil hacerlo de la forma más difícil.
Articulo 8. Todo lo que empieza bien, acaba mal. Todo lo que empieza mal, acaba peor.
Articulo 9. Los sucesos fortuitos tienden a suceder todos juntos.
Articulo 10. Si una serie de sucesos puede salir mal, saldrá mal en la peor secuencia posible.

  • a. Después de que las cosas hayan ido de mal en peor, el ciclo se repetirá.

Artículo 11. Nada es tan malo como para que no pueda empeorar.
Artículo 12. No hay tarea tan simple que no pueda hacerse mal.

Fuente imagen: blog.orientaronline.com.ar