Saltar al contenido

La actitud 2.0





Hace unos días El Blog de RRHH de Juan Martinez de Salinas publicaba una entrada más que recomendable titulada ¿Qué es para ti la actitud 2.0? y por ello merece la pena hacer un repaso sobre la misma. Juan Martinez define la actitud 2.0 desglosándola en diversas actividades, una mezcla de la gestión de la información, la proactividad,  el trabajo constante, etc.. Como bien dice el autor La clave está en seguir sumando con nuestra actitud y no en restar poco a poco hasta quedarnos inmovilizados sin hacer nada. La actitud parte de nosotros mismos, desde nuestro interior y es el motor que puede marcar la diferencia para conseguirlo o no. Tenemos que creernos que podemos alcanzar lo que pretendemos hacer por muy difícil que pueda parecer. La frase “querer es poder” es muy cierta y a veces morderemos tierra sin alcanzar lo perseguido. La clave está en saber asumirlo, recapacitar para aprender y volver a intentarlo.

No es una simple actitud positiva, algo que es importante pero que, por sí sola, no vale para nada. La actitud 2.0 implica acción e implicación. Si pienso que me va a ir todo bien, que voy a encontrar trabajo, que tendré «suerte»… y no actúo ni doy los pasos necesarios para conseguirlo, no sirve para nada. También es cierto que tu actitud no es la llave de todo, que aunque tenga mucha actitud, si la realidad es que hay poca oferta de lo que estoy buscando, es difícil conseguir mis objetivos. Pero una cosa está clara, que si yo no soy el principal motor de mi propia búsqueda de trabajo, no tengo nada que hacer.  Por eso es clave que no desesperemos, que aprendamos, que cambiemos las vías de búsqueda que no nos funcionan, que evolucionemos en nuestro propio proceso de búsqueda de empleo y, por supuesto, que no demos nada por sentado.