Saltar al contenido

Trabajo desde casa: una ayuda extra para el estudiante





estudiar y trabajar

Uno de los objetivos de muchos estudiantes universitarios es lograr la independencia económica. En una época de la vida que se caracteriza por ser la antesala del mundo laboral, algunos universitarios comienzan a dar sus primeros pasitos con algún que otro trabajo temporal. Unos optan por realizar prácticas en empresas vinculadas a los estudios que cursan, mientras que otros prefieren alternar algún que otro empleo a tiempo parcial que no perjudique su trayectoria académica.

Algunas universidades asesoran a sus estudiantes en este sentido. Es el caso de la UAX, la cual, a través de su Gabinete de Apoyo a la Orientación Profesional (GAOP), apoya a sus estudiantes en otros trabajos que quieran desempeñar siempre y cuando ello no afecte a su asistencia a clase. Esta universidad también asesora a los estudiantes sobre cómo organizarse, ciñéndose a las circunstancias personales de cada uno de ellos.

Trabajar des de casa

Pero, para que el trabajo no sea un obstáculo en los estudios, existen unos cuantos empleos que se pueden realizar desde casa gracias a las nuevas tecnologías. Si te estás planteando compaginar tus estudios con un trabajo por horas desde casa, aquí tienes unos ejemplos:

  1. Atención al cliente. Muchas empresas ofrecen teletrabajo en sus áreas de atención al cliente que se puede realizar en los denominados ‘call centers’ o desde casa. Basta con tener línea telefónica.
  2. ¿Eres ingenioso? ¿Y habilidoso con el lenguaje? Una buena salida para un estudiante es crear un blog que sea interesante y que logre captar la atención de miles de internautas (si no es así, nunca generará ingresos a través de la publicidad). Busca un tema que domines y lánzate. Ah, y no olvides las redes sociales, que pueden ser de gran ayuda para promocionar tu blog.
  3. Para trabajar a tiempo parcial desde tu casa como traductor ‘freelance’ es necesario que sepas más de un idioma con fluidez. Tu labor estará destinada principalmente a la traducción de documentos.
  4. Abre tu tienda. En internet es muy fácil montar tu propio negocio. Te evitas alquileres y los numerosos permisos imprescindibles para las tiendas físicas. Eso sí, intenta abrir una tienda original, porque ahora mismo es tal el ‘boom’ de las tiendas online que si no ofreces nada diferente pasarás desapercibido.
  5. Sé precavido con las ofertas. Para terminar, un consejo: por internet pululan muchas ofertas de teletrabajo falsas. Examina bien lo que te ofrecen, investiga todo lo que puedas a la empresa y recuerda esa máxima que dice que nadie da duros a peseta.

universitarios trabajadores

Fuente de las imágenes: www.flickr.com