Saltar al contenido

¿Sabes hacer networking de verdad?





Se habla mucho de lo importante que es el networking y de cómo la red de contactos nos puede ayudar a conseguir acceder a un puesto de trabajo.  Pero no todo el mundo sabemos hacer networking de manera adecuada para conseguirlo. Y es que el networking no es simplemente hablar sobre  mi y esperar a que me llamen, o colgar un perfil interesante en LinkedIn con un extracto resultón y confiar en que los/as reclutadores me encuentren.  Hacer networking de calidad es un trabajo de fondo, que conlleva una inversión de tiempo y, sobre todo, de trabajo previo para conseguir transmitir realmente un mensaje que llegue y que deje ver el/la buen profesional que soy.

Si pensamos en un evento de networking presencial, debemos pensar que nos vamos a encontrar en una situación en la cual tenemos muy poco tiempo para hacer dos cosas prioritarias y fundamentales: dar una buena impresión y transmitir nuestra capacidad como profesional. Ambas cosas no podemos dejarlas al azar y sin duda conllevan un alto grado de preparación.  Para causar una buena primera impresión tenemos que trabajar tres aspectos: la mirada, la sonrisa y la vestimenta.  No es necesario que te pongas un traje como si fueras a una boda, ni mucho menos, pero sí que es importante que cuides cómo te vistes, que elijas adecuadamente qué te vas a poner. No es igual ir a un evento de networking para profesionales del deporte que a uno de profesionales de la banca. Debes adaptar tu vestimenta al evento, y por supuesto mostrar una seguridad que se transmitirá a través de nuestra mirada y nuestra sonrisa. Lo que decimos debe ser reforzado por ambos elementos de comunicación no verbal.

Para transmitir nuestra capacidad profesional deberemos preparar qué queremos decir, cómo lo vamos a decir y hacer nuestras tarjetas de visita.  El qué queremos decir será nuestro elevator pitch, nuestra carta de presentación, es decir en treinta segundos qué profesional somos, qué ofrecemos, qué sabemos y qué nos hace diferente. Y deberemos hacer tarjetas de visita, nada de entregar curriculum.  No acudas a un evento de networking sin estar preparado/a pues puedes perder oportunidades que nunca podrás volver a recuperar.