Saltar al contenido

Crea tu videocurriculum





El usar nuevas herramientas para buscar trabajo es cada día más la clave para poder posicionarnos mejor de cara a la búsqueda de empleo.  Una de las herramientas interesante a conocer son los videocurriculums, que seguro algunos hemos visto ya pero que generalmente nos suele costar para lanzarnos a hacer uno.  Vamos a ver los puntos principales a tener en cuenta para crear un videocurriculum y qué herramientas podemos utilizar para hacer algo atractivo.  Tenemos que tener en cuenta que el videocurriculum es una herramienta que te ayudará a dar a conocer tus habilidades profesionales y personales. A través del mismo no sólo van a conocer qué sabes hacer o qué has hecho, sino a la persona, a los valores, a las motivaciones… Es decir, da una imagen más amplia de cómo eres a nivel profesional, y eso hay que cuidarlo mucho.

Deberemos tener en cuenta la duración y contenido, no haciéndolo muy largo (más de 5 minutos cansa mucho) ni muy corto, lo normal suele ser dos minutos, y hay que hacerlo atractivo, que enganche de alguna manera, que la persona o empresa que lo vea se quede con buen sabor de boca para que no se olviden de ti, así que intenta terminar de manera impactante y creativa. Si en el videocurriculum vamos a salir nosotros deberemos cuidar mucho el aspecto físico, como cuando vas a una entrevista de trabajo, pero de una manera natural sin olvidar la profesionalidad. Cuidaremos los gestos, la manera de hablar, cómo nos dirigimos a la cámara y qué estamos transmitiendo en la globalidad: no sólo es importante lo que decimos sino cómo lo decimos.

Alberto Rodríguez

También podemos optar porque otros nos vendan:

David Heredia Gomez

O hacer un curriculum creativo de verdad:

Nuria Fusté

Una vez lo tengamos hecho (haremos uso de herramientas básicas como Windows Movie Maker puede sernos útil,  u otras más elaborados como Pinnacle Studio o Adobe After Effects si queremos hacer algo más espectacular) deberemos moverlo por las redes sociales.  Subirlo a Youtube y desde ahí añadirlo a tu perfil de Linkedin, en Twitter, About.me o cualquier otra red social profesional es lo más habitual, ya que el fin es que lo movamos para así tener mayor visibilidad.