Saltar al contenido

La importancia de la fotografía en nuestra hoja de vida





La hoja de vida es un documento muy particular, parecido al currículum, en el que debemos incluir toda nuestra vida lectiva, nuestros estudios, conocimientos y trabajos, así como nuestra experiencia en los sectores en los que hayamos podido trabajar. Un documento fundamental cuando queremos encontrar trabajo, ya que muchas empresas se basan simplemente en la hoja de vida para organizar una entrevista con ese posible candidato al puesto que tienen libre.

Es por ello que nuestra hoja de vida debe estar totalmente perfecta, sin fallos de ortografía, ordenada, limpia y con todo correcto. Una de las partes que más se cuida de este documento es la fotografía, puesto que es la única referencia que la empresa va a tener de nosotros en cuanto a aspecto. Aunque no queramos ser superficiales, las primeras impresiones importante y mucho, y con una buena foto en nuestra hoja de vida podremos enganchar mejor a la persona encargada de contratar a los candidatos.

La fotografía debe tener el tamaño correcto, no ser demasiado grande, pero tampoco enana. Con el tamaño de una foto de carné estaría perfecta. Debe ser una foto con fondo totalmente blanco, en una posición relajada pero seria, sonriendo a ser posible. La ropa que llevemos debe ser correcta, elegante, los hombres con traje, las mujeres con un vestido o camisa, sin demasiado maquillaje ni pendientes o abalorios demasiado grandes.

Para hacernos una idea de cómo debe ser la foto para nuestra hoja de vida podemos visitar alguna de las webs especializadas en fotografía que inundan la red, como imágenes gratuitas. Estas plataformas ponen a disposición de cualquier usuario montones de fotos (ver bancodefotos.net) de todos los estilos y temas posibles, que pueden servirnos también como inspiración. Es una de tantas posibilidades que Internet ha traído a nuestras vidas.