Saltar al contenido

Cambio hacia oposiciones





oposiciones a policía nacional

 

Se acerca el fin de año y como consecuencia, se acerca 2014. La llegada de un nuevo año transmite sobretodo ilusión y ganas que se reflejan con la intención de cambios, dejar de fumar y apuntarse al gimnasio son las estrellas en cuanto a propuestas de cada año; sin embargo también es momento de cambiar de vida, de actitud e incluso de ideas; en este sentido encontramos personajes que deciden ser menos permisivos, personajes que deciden ser más cariñosos y aportar más a la sociedad y en definitiva, todo tipo de cambios que podamos imaginar. En este caso concreto, vamos a analizar los cambios en cuanto a decisiones de empleo, mayormente de aquellas personas que se encuentran en paro, que buscan una salida futura a través de oposiciones, como las oposiciones policía nacional.

Es cierto que los últimos indicativos de desempleo indican que éste está bajando, sin embargo la tasa de paro, entorno al 26%, es todavía muy alta para garantizarnos un futuro, es por ello, que las oposiciones, aunque también han bajado en número de plazas, se presentan como una alternativa real al desempleo.

En este momento que estamos pasando de recortes, las administraciones son las que mayor número de plazas están eliminando, por lo que oposiciones policía nacional y oposiciones para guardia civil son las que están incrementando en número de interesados, con los que si algo bueno, por no ser totalmente pesimistas tienen el desempleo, es que a través de oposiciones policía nacional, cursos de administraciones como el Servicio Público de Empleo Estatal y los cursos reglados del Ministerio de Interior, elevan el nivel y formación de la población, que en ciertos casos se encontraba estancada en sus puestos de trabajo, puestos que perdieron con anterioridad.

Como por todos es sabido, la crisis no perjudica a todos por igual, en estos momentos, varias academias de preparación de oposiciones policía nacional y resto de oposiciones, gracias a su trabajo, están saliendo a flote a pesar del momento financiero del país.