Saltar al contenido

Y tú, ¿qué has conseguido hoy?





A veces acabamos el día pensando que no nos ha servido para nada, que de todo lo que íbamos a hacer, al final, no nos ha dado tiempo a nada. Y esto es un error. O al menos no siempre es así.  El hacer un repaso de lo que hemos conseguido cada día nos ayuda a reducir el estrés y a sentirnos un poquito más seguros con lo que hacemos, según recoge la web equiposytalento.com.

A todos nos pasa en algunos momentos que sentimos que se nos acumulan las tareas. Hacer una lista con lo que tenemos pendiente viene muy bien, pero hay que hacerlo de tal manera que esa lista nos facilite el trabajo y no nos agobie. Para hacer una lista de tareas debemos tener en cuenta tres ideas clave:

  1. Que sea conseguible: no podemos poner en una lista de tareas a hacer «conseguir trabajo» por que no depende sólo de uno mismo. Por eso alguna tarea puede ser «revisar todos los días las ofertas de….» o «adaptar mi curriculum al sector…» Es decir, algo que dependa directamente de ti.
  2. Que esté temporalizada: fundamental marcar un tiempo de realización, porque si no la lista se convertirá en algo que perdura en el tiempo y no acaba jamás de conseguirse. Las tareas debes calendarizarlas lo máximo posible para favorecer la organización de las mismas y la puesta en marcha de su cumplimiento.
  3. Que sea clara: refleja las tareas de una forma sencilla y concreta, que no te lleve a confusión. Y sobre todo, tarea que hagas, tarea que tacharás, y la satisfacción que sentirás será enorme.

Es importante que todos los días hagamos ese ejercicio de reflexión de lo que hemos conseguido, el de lo más motivante porque eres consciente de todo lo que haces. Así que venga, y tú, ¿qué has conseguido hoy?