Saltar al contenido

Los colores en la entrevista de trabajo





Ya sabemos que en la entrevista de trabajo igual de importante es la comunicación verbal como la comunicación no verbal, por ello debemos darle la misma importancia a una y a otra y, por supuesto, cuidar a ambas por igual. En el campo de la comunicación no verbal deberemos tener tres aspectos básicos en cuenta: la mirada, la expresión facial y la postura corporal. Una mirada limpia a los ojos del entrevistador, que denote interés, junto con una expresión facial amable, salpicada de alguna sonrisa, y una postura corporal natural que refuerce el interés son tres puntos clave para que nuestra comunicación no verbal refuerce la verbal, pero hay área que a veces no le prestamos atención y que tiene también su importancia: los colores.

Nos preocupamos de elegir una ropa u otra, un estilo concreto, y de la misma manera que la ropa en sí marcará parte de nuestra personalidad y dará pistas de nuestra profesionalidad, el color predominante que elijamos para esa vestimenta reforzará o echará para atrás toda nuestra imagen. Recientemente en la publicación electrónica equiposytalento.com hablaban de cómo impactan los colores en las entrevistas de trabajo, dando un código de colores muy interesante a tener en cuenta:

Gris: habla de una persona con pensamiento más lógico y analítico.
Blanco: este color transmite honestidad y optimismo. Se presume que son personas organizadas.
Violeta: su color expresa equilibrio emocional, sin embargo su exceso te hará ver cansado y desorientado.
Amarillo: su uso con prudencia, denota una persona inteligente e innovadora. Cuidado, que el exceso de este color, puede cansar la vista del entrevistador.
Azul: expresa una personalidad auténtica, serena, fiel, sincera y responsable. Además, este color manifiesta gran capacidad de trabajo en equipo.
Negro: te hará ver como una persona reservada y tranquila, pero al mismo tiempo elegante. Este color denota gran capacidad de liderazgo.
Naranja: están asociados con los perfiles laborales más creativos. Su exceso está relacionado con la ansiedad.

No es que el color que elijas sea al 100% la clave para que te puedan o no seleccionar para una entrevista, pero sí que puede reforzar en positivo o en negativo tu candidatura. Cuida lo que quieres decir pero también el cómo lo dices y la parte del escenario de la entrevista que te corresponde, es decir, tú mismo/a y tu imagen.

 

Imagen http://photopin.com/free-photos/job-interview