Saltar al contenido

Las preguntas difíciles en la entrevista: segunda parte





pautas para responder ante preguntas difíciles en la entrevista de trabajo

Siguiendo con las preguntas difíciles, todos seguro que en alguna entrevista de trabajo nos hemos encontrado con preguntas que nos ha realizado en entrevistador antes las cuales no encontrábamos una respuesta acorde, y que aunque nos hubiéramos preparado a conciencia la entrevista, no supiéramos que responder.  O ante preguntas que por la propia connotación de la misma nos hayamos sentido atacados u ofendidos.  Incluso, es más que probable que alguna vez se nos haya presentado una situación extraña y fuera de lugar ante la que no hayamos sabido reaccionar.  Pues desde esa experiencia propia, vamos a empezar a trabajar y dar pautas para responder de manera exitosa a las preguntas difíciles en las entrevistas de trabajo.

Primero, ante una pregunta difícil, hay que pensar. Y pensar no es quedarme callado durante dos minutos pensando la mejor respuesta.  Tampoco es pensar sobre las respuestas que me he preparado tan bien y hacer una mezcla o algo así de todas, sin una coherencia.  Pensar es ser consciente del objetivo de la pregunta y responder de una manera organizada, tranquila y sobre todo coherente y concreta.  Por ejemplo, si al comienzo de la entrevista, me dice «hábleme de usted» es evidente que le voy a hablar sobre todo de mi formación y de mi experiencia profesional, y de cómo soy en el ámbito laboral.  Para responder óptimamente a esta cuestión, tengo que saberme muy bien mi curriculum y ser capaz de dar un orden adecuado al mismo.  Es decir, no me voy a limitar a hacer un simple resumen, sino que voy a resaltar lo más importante del curriculum y de mi mismo para ese puesto de trabajo en concreto, repasando mi trayectoria formativa y laboral incidiendo en aquello que está más relacionado con el puesto para el que me estoy presentado.  Porque lo que quiere el entrevistador es eso, saber exactamente qué eres capaz de hacer con lo que ya tienes en el puesto de trabajo para el que estás siendo entrevistado.  Además, también se valora la capacidad de síntesis, el autoconocimiento, la capacidad de comunicación, el tipo de vocabulario empleado y cómo se hilvanan las ideas, etc….  Tenemos que ser conscientes de que esta pregunta es en realidad todo un regalo, porque es respondiendo a esta pregunta cuando realmente nosotros controlamos la entrevista, y esa es una gran oportunidad para vendernos muy bien.

Te puede interesar:

Las preguntas difíciles en la entrevista – PARTE 1

Las preguntas difíciles en la entrevista – PARTE 3