Saltar al contenido

Joint Venture o cómo aunar fuerzas





negocio conjunto

Este nombre que suena a algo moderno y raro hace referencia a una tendencia cada vez más utilizada por las empresas que es la de llevar a cabo una «aventura conjunta» (según la traducción literal) o, dicho con otras palabras, realizar un acuerdo comercial para llevar a cabo el lanzamiento de un nuevo producto o de una nueva marca juntando dos o más empresas.  

Como se puede deducir, esto no es algo nuevo, pero sí que es algo que está cobrando cada vez más fuerza entre el mundo empresarial, ya que provoca que se consigan varios objetivos llevando a cabo una sola acción: las empresas originarias reciben publicidad y el producto o marca generado viene avalado por la experiencia previa de ambas empresas.  Un ejemplo de joint venture relativamente reciente de dos marcas conocidas es este que se publicaba en preferente.comBritish Airways y Japan Airlines (JAL) han anunciado la creación de una ‘joint venture’ para la explotación y participación conjunta de los ingresos en sus vuelos entre Europa y Japón.  

El embarcarse en un joint venture con otra empresa o freelance tiene sus ventajas ya que se comparten los costos y los riesgos derivados de la nueva acción comercial y también ofrece una oportunidad única de llevar a cabo algo que te permite superar barreras que tal vez si lo hicieras de una forma unitaria no se podrían (por ejemplo, llegar al mercado extranjero).  Una cosa que tiene que quedar clara es que el joint venture no significa que se junten dos empresas y se fusionen para crear otra, desapareciendo las anteriores, lo que implica es que las dos empresas se unen para crear u otra empresa o una acción comercial pero manteniendo su identidad e independencia.

En un mercado tan competitivo como el actual, cualquier paso que suponga una mejora, una nueva línea de negocio, una ligera línea de expansión, tiene que ser cuanto menos valorado.  El aunar esfuerzos con otras empresas con el fin de revertir positivamente en ambas saliendo fortalecidas, es un camino que sin duda favorecerá (o no) el mantenimiento y expansión de las empresas.