Saltar al contenido

El paro femenino





Dado que hoy se conmemora el día internacional de la mujer trabajadora, es interesante hacer una revisión de la mujer dentro del mercado laboral en la situación actual.  Y es que como era de esperar, ni es buena ni tiene visos de mejorar.  Con motivo de esta fecha, UGT ha elaborado un informe denominado El empleo de las mujeres en cifras, que pone de manifiesto que en cinco años de crisis: el paro femenino en España aumenta más del doble que en Europa, con una tasa que pasa del 10,9% al 22,2%. 

Los puntos principales de este informe son el paro, la precariedad, la menor protección social, la contratación a tiempo parcial, el empeoramiento de la conciliación de la vida familiar y laboral están impactando especialmente sobre las mujeres. En este sentido, hay que remarcar que la contratación a tiempo parcial de la mujer ha sido una constante desde la incorporación a la vida laboral activa, y junto con los escasos y posteriormente recortados avances en la conciliación de la vida laboral y familiar, no ha hecho más que redundar en la disminución de la calidad de los trabajos en la mujer. Y es que hoy en día, ser mujer joven es realmente un handicap considerable para poder encontrar un hueco en el mercado laboral.  A pesar de que la tasa de actividad haya aumentado, aún se encuentra en un 53%, por debajo evidentemente de la tasa de actividad masculina.

La incorporación de la mujer al mercado laboral ha tenido sus altibajos y es sin duda cierto que queda mucho camino por hacer.  La situación de crisis no ha hecho más que empeorar las circunstancias y provocar un retroceso en algunos de los avances ganados.  Por otro lado, el concepto de paridad en los consejos de administración de las grandes empresas todavía sigue siendo un desconocido y aunque haya figuras referentes como Ana María Llopis o Ester Koplovich, siguen siendo las mínimas.