Saltar al contenido

Claves para superar una entrevista de trabajo





Ya sabemos que hoy en día conseguir una entrevista de trabajo es tarea harto complicada y que la presión para hacerla bien es mayor que en otros momentos donde el mercado no era tan competitivo.  Pero hoy en día, el llegar a una entrevista de trabajo requiere ir bien preparado.  Por eso vamos a ver las tres claves para superar una entrevista de trabajo y no quedarnos a las puertas del deseado trabajo.

Averigua qué necesita la empresa

Esto no es difícil a priori, por lo general a través de la oferta puedes hacerte una idea de lo que buscan y qué tareas vas a tener que desempeñar durante el puesto de trabajo.  Es fundamental que esto lo tengas en mente en todo momento y puedas señalar la experiencia o conocimientos que tienes relacionados directamente con esas funciones que vas a tener que cumplir.

Argumenta lo que puedes ofrecer

Desde un puesto de limpieza hasta uno de alta responsabilidad, cualquier seleccionador busca que la persona que tiene delante en la entrevista de trabajo sea capaz de argumentar qué competencias, conocimientos, valores o capacidades puede llegar a ofrecer o desarrollar en el caso de ser contratado. Por lo general todos selecionadores tienen  más que claro lo que buscan en los candidatos, lo que quieren es que la persona que está pasando la entrevista se lo verbalice y se lo transmita.

Transmite ganas y sonríe

¿Te has visto alguna vez hablando? Haz la prueba frente a un espejo y analiza qué transmites.  Para hacerlo más real, imagina que estás en una entrevista de trabajo. ¿Cómo es el tono de voz, transmites seguridad, hablas alto o bajo, cuál es la expresión de tu cara?  Un seleccionador busca personas motivadas a trabajar, y aunque tu situación personal no sea buena (un largo tiempo en desempleo no suele sentar muy bien) tienes que ser capaz de transmitir ganas y no pena o excesiva necesidad. Salpica tus argumentaciones con alguna sonrisa sincera y, con estas tres sencillas claves, tendrás más que ganando al entrevistador. Ahora, ¡a por todas!