Saltar al contenido

Cómo solucionar conflictos en el trabajo

5 febrero, 2019




como solucionar conflictos en el trabajo

Seguro que más de una vez te ha pasado. Los conflictos en el trabajo es más que habitual. Y es que no podemos evitar que en nuestro lugar de trabajo nos encontremos con personas que piensan diferente a nosotros. El conflicto en sí mismo se suele vivir como algo negativo, pero debemos darle la vuelta. Se define como una oposición o desacuerdo entre personas. Pero un conflicto siempre nos va a aportar opciones de crecer, de abrir nuevas vías de pensamiento y de mejorar nuestra capacidad de comunicación. Lo que pasa que cuando ocurre en el trabajo, a veces no es sencillo de solventar. Vamos a daros tres claves para solucionar conflictos en el trabajo de manera amable y respetuosa.

3 claves para solucionar conflictos en el trabajo

La primera clave para empezar a solucionar conflictos en el trabajo de manera adecuada es escuchar sin juzgar. Y esto no es nada fácil. Escuchar sin juzgar significa ser capaz de entender los argumentos de la otra persona de la manera más objetiva posible. Es decir, dejar nuestros prejuicios y sentimientos a un lado. Si somos capaces de hacer esto, el conflicto se reduce drásticamente. Por que al eliminar el área más emocional, sólo queda la confrontación de ideas, y ahí entra en juego la segunda clave: dialogar.

Hablar podemos hacerlo todos. Dialogar va un paso más allá. Dialogar es tratar un asunto o problema con la intención de llegar a un acuerdo o de encontrar una solución. Para poder llegar al punto de diálogo, hemos tenido que ser capaces de escuchar previamente, sin prejuzgar. Cuando dialogamos, respetamos la palabra del otro, argumentamos con amabilidad, sin avasallar. El objetivo del diálogo no es ganar, es llegar a un entendimiento. Y ese entendimiento puede ser que no estemos de acuerdo, pero nos respetamos. Y esta es la tercera clave: respetar.

Respetar los argumentos del otro en un conflicto es fundamental para poder solventarlo. Cada persona tiene su trayectoria vital, sus vivencias, sus creencias. Y por ello, todos somos diferentes, porque aunque vivamos las mismas cosas, el mapa de cada uno es diferente. Entender que un conflicto es una forma diferente de ver las cosas sin que una manera sea mejor o peor es un elemento clave. Por ello, debemos respetar sin avasallar, pero también sin sentirnos inferiores. Ser asertivos, en definitiva.

Cuando nos enfrentamos a un conflicto en el trabajo (que puede ser desde una diferencia de criterio hasta un problema de visión más grande), la búsqueda de soluciones no sólo depende de una persona. Intenta, si no consigues “desatascar” el problema, hablar con un superior para que medie. Pero nunca dejes que un conflicto se enquiste o conseguirá que un equipo de trabajo se rompa. Y tú, ¿cómo solucionas tus conflictos en el trabajo?

 

Imagen Pixabay

Cómo solucionar conflictos en el trabajo by

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar