Saltar al contenido

Los contratos después de la reforma laboral

29 agosto, 2012




los contratos tras la reforma laboral

Después de la reforma laboral, a partir de julio entraron en vigor diversas modificaciones en cuanto a la contratación.  Este post puede pareceros un poco teórico y no muy práctico, pero es primordial que conozcáis cuales son vuestros derechos a la hora de ser contratados y sobre todo, las modalidades de contratos que hay en la actualidad.

Antes de meternos en los diferentes tipos de contratos, veamos qué se entiende por contrato de trabajo.  La definición del mismo se recoge como un acuerdo entre empresario y trabajador por el que éste se obliga a prestar determinados servicios por cuenta del empresario y bajo su dirección, a cambio de una retribución.  Como acuerdo se entiende algo que está negociado previamente, así que tener esto muy en cuenta a la hora de firmarlo: SIEMPRE debéis leerlo antes y si hay algo que no os cuadra, comentadlo, una vez firmado no hay vuelta atrás.

Teniendo claro lo que es el contrato, hay que tener en cuenta las diferentes tipologías existentes en función de su duración, su finalidad y el colectivo al que va dirigido. Lo importante a tener en cuenta en relación al contrato de trabajo es tener claro el período máximo de prueba que podemos tener, el tiempo que tienen para comunicarlo al servicio público de empleo, etc.   En referencia al período de prueba, un contrato indefinido admite hasta un año plazo, pues este periodo de prueba va en función de la duración del contrato, pero sabiendo este máximo, es más que probable que las empresas se beneficien de ese tremendo margen.  Recordad que si se finaliza una relación laboral estando en período de prueba no hay derecho a finiquito…

La comunicación al servicio de empleo de los contratos va a ser igual, tienen un plazo de 10 días, a partir de los cuales tenemos el derecho y el deber de exigir nuestra copia correspondiente.  Hacer hincapié en la importancia de guardarnos las copias de nuestros contratos de trabajo, pues a la hora de solicitar cualquier prestación nos las van a pedir, al igual que los CERTIFICADOS DE EMPRESA.  Recomiendo encarecidamente el solicitar a la empresa en la que hayamos trabajado un CERTIFICADO DE FUNCIONES, es decir, un documento que recoja las funciones y tareas desempeñadas en nuestro puesto de trabajo, puede resultarnos muy útil para posteriores trabajos o para valoraciones en procesos de selección para la administración pública.

Toda esta información está más detallada en la página del SEPE.  Para cualquier otra información y para estar lo más actualizados posible en cuanto a esto, consultadla.  Y para orientaciones menos legislativas y más prácticas, Laboro es vuestra página.

Los contratos después de la reforma laboral by

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar