Saltar al contenido

La inteligencia emocional aplicada a la búsqueda de empleo

24 octubre, 2012




empleabilidad e inteligencia emocional

Desde aquí siempre os estamos animando a que hagáis una búsqueda de empleo activa, con una buena actitud y con creatividad, ampliando horizontes de búsqueda y sobre todo no perdiendo la esperanza.  Ya en un post anterior hablamos de la inteligencia emocional y su aplicación al mundo del trabajo, pero ahora vamos a ver la importancia que tiene aplicar herramientas y conceptos de la inteligencia emocional al proceso de buscar empleo.  Como ya vimos en su momento, la inteligencia emocional la definimos como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.  Veamos cómo aplicar esta idea.

Para hablar de esto y relacionarlo de forma adecuada no podemos dejar de nombrar a Carlos Hué, psicólogo y pedagogo asesor en la Diputación General de Aragón y un profesional de esto de la inteligencia emocional y las competencias para mejorar la empleabilidad. A través de su experiencia escribió un libro llamado Pensamiento emocional, que nos va a servir de guía para ilustrar esas competencias emocionales.  En este libro habla de siete puntos básicos que debemos «trabajarnos» para poder realizar una búsqueda de empleo efectiva, y esto son:

  1. Autoconocimiento: saber quiénes somos, qué tenemos, qué podemos ofrecer…  Este primer paso tan primordial es complicado, así que ánimo.
  2. Realizar una autovaloración adecuada: si sabemos quiénes somos, podremos valorarnos de una forma correcta y mesurada, sin excesos por una valoración elevada pero también sin un escaso reconocimiento hacia uno mismo.
  3. Autocontrol, tanto físico como mental.  Debemos ser capaces de no frustrarnos, por ejemplo, ante un primer o vigesimotercero fracaso en un proceso de selección, y también debemos ser capaces de no responder de forma brusca ante una pregunta difícil en una entrevista de trabajo.
  4. Motivación.  Es imprescindible tener una motivación adecuada, es nuestro motor, sin ella, no conseguiremos nada, así que debemos trabajarla para que esté siempre alta.
  5. Conocer a los demás: saber quién tenemos delante, cómo comportarnos, cómo desenvolvernos…  Mantener los contactos es primordial, y aquí la comunicación activa y asertiva nos va a abrir muchas puertas.
  6. Valorar a los demás, es decir, debemos descubrir qué les interesa a los otros para poder ofrecérselo y convertirnos en el candidato ideal.
  7. Liderazgo, ser capaces de responsabilizarnos y de movernos, de guiarnos a nosotros mismos hacia el éxito profesional.

Todo esto lo podemos resumir en tener la actitud adecuada para enfrentarnos a la búsqueda de empleo: con esfuerzo, creatividad y constancia.  Al final, esto es como todo, ¿a quién prefieres de empleado-jefe-compañero-etc, a una persona que se queja todo el día o a alguien resolutivo, activo y, sobre todo, alegre?

Para más información recomendamos el portal de ayuda para encontrar trabajo de InfoJobs

La inteligencia emocional aplicada a la búsqueda de empleo by

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar