Saltar al contenido

Antes de ir a una Pink Slip Party

10 octubre, 2012




pink slip party

Si en el anterior artículo vimos qué era una Pink Slip Party, en qué consistía y cuáles eran sus objetivos, hoy vamos a ver qué debemos hacer antes de ir a un evento de networking de este tipo, con el único fin de aprovecharlo al máximo y sacarle todo el jugo posible.  Como ya vimos, el objetivo final de este tipo de actos es poner en comunicación a personas que buscan trabajo con reclutadores de diversas empresas dentro de un marco más informal del que puede ofrecer una entrevista de trabajo.  Y si para una entrevista de trabajo debemos prepararnos, igualmente debemos hacerlo para una pink slip party.

Lo primero que tenemos que tener claro es qué imagen queremos transmitir y qué estamos buscando.  Es decir, no podemos ir y ya está.  No podemos ir con nuestro curriculum tampoco, porque ya lo dijimos, no es un lugar para hacer eso, es un ambiente informal donde lo que vamos a hacer es contactar con personas.  Así pues, antes de ir, tenemos que pensar nuestra estrategia, ¿qué queremos vender? ¿qué puntos fuertes tenemos? ¿qué valor añadido nos hace diferentes?  Uno de los handicaps para poder hacer esto de la forma más completa posible es que por lo general, en las Pink Slip Party no sabemos de antemano qué tipo de empresas van a ir, lo cual nos obliga a preparar una estrategia lo más completa posible para poder ir adaptándonos.

Una vez que nos hemos trabajado esto (que lleva su tiempo hacerlo bien, os lo garantizo) tenemos que prepararnos qué tarjeta de presentación vamos a llevar.  Y es que no vamos a llevar el curriculum, repito.  Y aunque allí nos puedan preparar un documento semejante a través de los organizadores, nunca está de más que nos llevemos nuestra propia tarjeta, donde pongamos nuestro nombre completo, forma de contacto (mail, teléfono, twitter, facebook, blog, Linked In, perfil público de InfoJobs…) y nuestra especialización profesional.  Lo más recomendable es ser igual de cuidadosos que cuando nos estamos preparando la imagen que queremos dar: marcaremos un valor añadido, un perfil interesante, una imagen inspiradora o logo…  En fin, el objetivo de la pink slip party es generar contactos… y que esos contactos nos recuerden, y para eso, debemos dar una muy buena impresión, y aprender a mantenerla.  Deberemos ser capaces de prepararnos bien dos cosas: nuestro valor añadido como profesionales en el sector y nuestra marca personal a través de ese valor y la tarjeta personal.  Para hacer esto de la mejor manera posible, debemos tener muy claro nuestros objetivos no a corto si no a largo plazo.  Lo dicho, preparar un evento de networking requiere trabajo, pero merece la pena, al final, el principal beneficiario seré yo mismo.

Antes de ir a una Pink Slip Party by

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar